Protege tu piel en verano con estos consejos

Publicado el 24 julio, 2014 por SIGRE

El verano es una época en la que debemos prestar especial atención a los efectos que el sol puede tener sobre nuestra salud, ya que sus radiaciones nos afectan en todas las actividades que desarrollamos al aire libre, sin necesidad de estar en la playa o en la piscina tomando el sol.

La piel es una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo y la que más puede verse dañada por la sobreexposición al sol. Para protegerla y evitar posibles perjuicios, como quemaduras, sigue estos sencillos consejos:

    • Antes de tomar el sol, evita el uso de productos que contengan alcohol y perfumes, como las colonias o desodorantes, ya que puedan dar lugar a manchas oscuras en la piel.
    • Extrema los cuidados durante las primeras exposiciones al aire libre para ir creando una protección natural frente a la radiación ultravioleta.
    • Los peques necesitan especial cuidado y cremas especiales para ellos, porque su piel es más sensible. Además, es recomendable no exponerlos a las radiaciones solares antes de los 6 meses.
    • Usa una crema adecuada a tus necesidades 30 minutos antes de la exposición al sol.
    • Si vas a estar debajo de la sombrilla, en la playa o piscina, también es importante que utilices una crema protectora. Ten en cuenta que las radiaciones solares se reflejan en la arena e inciden en tu piel.
    • Evita las actividades al aire libre en las horas donde la actividad solar es más intensa durante los meses de más calor, principalmente de 11:00 a 15:00.
    • No olvides aplicar la crema protectora en todo tu cuerpo, incluidas algunas Sigue estos consejos en la playazonas que solemos olvidar,  como orejas o axilas.
    • Para el rostrousa una crema facial que, como mínimo, tenga un factor de protección solar 30 y que sea específica para tu tipo de piel.
    • Hidrata tu piel: el cuerpo pierde más agua cuando hace calor. Por ello, es bueno que, durante este periodo, bebas agua y zumos de frutas naturales. Además, aprovecha estos meses para disfrutar de la gran variedad de frutas, hortalizas y verduras, ya que son ricas en antioxidantes.
    • Tras la jornada de playa o piscina, la piel está deteriorada por el aire, la sequedad, el cloro o la sal, por lo que conviene tomar una ducha sin usar jabones con demasiados tensioactivos o perfumes. A continuación, es recomendable aplicar una crema hidratante que nutra, refresque e hidrate la piel.
    • Si has descubierto alguna lesión en tu piel que crece o no tenías previamente, consulta con tu dermatólogo.

Y tú, ¿sigues alguna otra recomendación para proteger a la piel de los efectos del sol? Cuéntanosla. 

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *