Consejos para proteger tu piel de los rayos de sol

Publicado el 30 abril, 2015 por SIGRE

Es importante cuidar nuestra piel frente al solAhora que la primavera comienza a mostrar su mejor cara y que viene definitivamente el buen tiempo, es importante que te mentalices de la importancia que tiene proteger tu piel de los rayos de sol.

La razón más importante para ello, con independencia del tipo de piel que se tenga y del tiempo que se pase al sol, es la prevención del cáncer de piel, una enfermedad que suele darse, en un alto porcentaje, en personas que tuvieron quemaduras de sol antes de los 20 años.

De todos los órganos del cuerpo, la piel es el único que está directa y constantemente en contacto con el exterior, por lo que requiere de especiales cuidados, fáciles de seguir si se ponen en práctica estos consejos:

1. Evita la exposición directa del sol, especialmente entre las 12.00 y las 15.00 horas, que son las franjas horarias en las que los rayos solares afectan más agresivamente a la piel.

Además, utilizando el sentido común y como norma general, es recomendable permanecer en la sombra cuando la luz del sol sea muy fuerte.

2. Elige un factor de protección solar adecuado: cada tipo de piel es diferente, por lo que se debe prestar atención a las necesidades propias de cada una.

En el momento de elegir una crema solar, es importante conocer cuál es tu fototipo, que es la capacidad de cada tipo de piel para asimilar la radiación solar, así como tener clara en qué parte del cuerpo se aplicará la crema solar.

De esta manera, y como norma general, es aconsejable utilizar una crema solar cuyo factor de protección sea apropiado para:

• El tipo de piel.
• La intensidad de los rayos UVA.

Especialmente al principio de verano, deben utilizarse protectores con factor de protección alto y es importante que contengan un filtro adicional contra los rayos UVA, que son los que provocan daños a largo plazo.

Además, hay que tener en cuenta que la efectividad de las cremas tiene una duración, por lo que es bueno repetir la aplicación cada cierto tiempo.

3. El factor de protección, entre 30 y 50: el factor mínimo que se debería emplear es 30. Por debajo, el efecto protector es muy bajo y por encima de 30 la protección es adecuada. Recuerda que el concepto de “pantalla total” no existe, por lo que utilizar protectores con un factor 50 es suficiente.

4. Protégete antes de tomar el sol: después de aplicar la loción, se debe esperar entre 20 y 30 minutos antes de tomar el sol, ya que no todos los protectores actúan de inmediato. Es conveniente tenerlo presente, ya que si se comienza a tomar el sol y acto seguido a aplicar el protector, durante los primeros momentos no se estará teniendo protección alguna.

5. Las personas especialmente sensibles al sol deben reforzar la protección de la crema con antioxidantes adicionales como la vitamina E, el licopeno, el betacaroteno o los polifenoles.

6. La ropa, eficaz en la protección: como complemento del protector solar, la ropa también puede utilizarse para proteger la piel de los efectos del sol. De esta manera, los pantalones largos y las camisas ofrecen una protección eficaz. También es recomendable utilizar un sombrero o una gorra. El factor de protección contra los rayos UVA varía dependiendo del color, del tipo de material, la densidad de las fibras y el grosor.

7. Utiliza las gafas de sol: Los ojos también necesitan una protección adecuada contra Las gafas de sol son útiles para protegerse de los rayos solaresla radiación solar. Por lo tanto, es muy importante usar gafas de sol homologadas.

8. Consulta a tu farmacéutico, quien te podrá asesorar sobre la forma correcta de aplicar estos productos fotoprotectores y las pautas para conseguir la máxima eficacia y protección para tu piel.

Y tú, ¿utilizas otros “trucos” para protegerte del sol? ¡Cuéntanoslos!

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *