Bolsas de plástico, cada vez menos en Europa

Publicado el 11 Mayo, 2015 por SIGRE

Recientemente, se han producido importantes novedades en el Parlamento Europeo que van a afectar, de manera directa, al uso que hacemos los ciudadanos de las bolsas de plástico y, por tanto, a los perjuicios que éstas causan al medio ambiente, si no se reciclan correctamente en el contenedor amarillo.

Conjunto de bolsas de plásticoEn este sentido, el Parlamento Europeo ha aprobado una normativa para limitar la utilización de las bolsas que cuentan con un espesor de menos de 50 micras (0,05 milímetros).

Cada año, más de 8.000 millones de bolsas de plástico acaban como desperdicio en los diferentes países de Europa. Algunos Estados Miembros ya han logrado grandes resultados reduciendo su uso, por lo que esta normativa pretende incentivar este ejemplo y “fomentar la prevención de residuos y un uso más eficiente de los recursos, limitando al mismo tiempo los efectos socioeconómicos adversos”, según se indica en el texto aprobado.

Para ello, el Parlamento Europeo ha impuesto dos objetivos: la reducción de estas bolsas en un 50% en el 2020 y en un 80% en el 2025.

Los Estados Miembros tendrán que decidir cómo hacerlo: introduciendo precios para las bolsas de plástico de un solo uso o estableciendo metas de reducción.

Las bolsas de plástico, en España

En nuestro país, según datos facilitados por la Comisión Europea, cada español utiliza una media de 133 bolsas de plástico al año. Esta cifra supone una disminución importante, si se compara con las 300 bolsas por persona y año de 2009.

Para lograr esta reducción, en julio de 2011 se aprobó la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, resultado de la trasposición de la directiva europea anterior. En ella, se fijaba un estricto calendario que determinaba la prohibición de estas bolsas en el año 2018, con la excepción de las que se utilizan para guardar carne o pescado.

A partir de 2015, año actual, los supermercados y otros establecimientos que utilicen estas bolsas deberán incluir en ellas un mensaje advirtiendo de los efectos nocivos que provocan en el medio ambiente. Como en las cajetillas de tabaco, las fotografías pueden reflejar imágenes explícitas, como islas de bolsas de plástico en el mar, e incluir lemas contundentes como “las bolsas matan mamíferos marinos”.

El Plan del Ministerio de Agricultura y Medioambiente español contemplaba que, en 2013, el 60% de las bolsas se sustituyera por otras que sean reutilizables o por carritos de la compra, aumentando el porcentaje a un 70% antes de 2015 y el año que viene, 2016, a un 80%.

Daño al medio ambiente

Las bolsas de plástico tienen grandes cualidades, como su poco peso, su flexibilidad y el bajo precio que supone su producción, lo que ha contribuido a su éxito comercial.

Sin embargo, si se tiran permanecen en el medioambiente durante cientos de años, ya que tardan mucho tiempo en degradarse y no llegan a desaparecer completamente, debido a que se fragmentan en trocitos minúsculos.

La gran mayoría de estas bolsas acaban en nuestros océanos, donde tienen un efecto devastador en la fauna y la flora marina, lo que daña también a las especies marinas, que no saben distinguir entre los residuos y sus presas habituales. Este es el caso de las tortugas, por ejemplo, que pueden ingerir bolsas de plástico al confundirlas con medusas.

Importante avance

La aprobación de esta normativa por parte del Parlamento Europeo afectará tanto a las grandes superficies como a las pequeñas tiendas de barrio, lo que supone un importante avance en el cuidado y conservación del medio ambiente.

Además, reviste de especial importancia, ya que es 

Desde SIGRE, como no podía ser de otra manera por nuestra labor medioambiental, nos alegramos de la aplicación de estas medidas, que beneficiarán a la protección de nuestro entorno.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *