3 falsos mitos en la alimentación

Publicado el 25 febrero, 2016 por SIGRE

Una alimentación adecuada contribuye a la mejora de la salud, al bienestar y a aumentar nuestra calidad de vida. Por ello, merece la pena dedicar un poco de atención a nuestra dieta y tenerla presente en el día a día.

Existen numerosos estudios que relacionan una mala alimentación con la aparición de enfermedades crónicas, como la hipertensión, la osteoporosis o la diabetes.

Para ayudarte a diferenciar la realidad de los falsos mitos, presta atención a estas creencias relacionadas con la alimentación. Consejos que, aunque están extendidos, no son ciertos. Seguro que te llevas alguna sorpresa.

1.       Alimentos buenos y malos

Habitualmente, se habla de alimentos “buenos” y de otros que se califican de “malos”. Estos conceptos son erróneos, ya que no hay ningún alimento que sea perfecto y bueno, ni tampoco otros que sean perjudiciales.

Lo recomendable en la alimentación es establecer proporciones concretas en el consumo de alimentos que garanticen una buena situación nutricional y permitan conseguir un peso adecuado.

Imagen de alimentos saludables

2.       El agua engorda durante las comidas

El agua es un nutriente acalórico. Esto quiere decir que, con independencia de cuándo se consuma, si antes, durante o después de las comidas, no aporta calorías, por lo que no engorda ni adelgaza.

El agua contiene electrolitos y es una fuente importante de minerales, así como un elemento vital para mantenernos correctamente hidratados.

En condiciones normales, un ser humano pierde a diario unos dos litros de agua, por lo que es fundamental recuperar esta cantidad cada día, ya sea ingiriéndola directamente o mediante zumos, frutas, alimentos acuosos, etc.

Imagen de un vaso de agua con hielo

3.     El pan contribuye a que ganemos peso

Aunque en muchas ocasiones se ha relacionado la ingesta de pan con la grasa abdominal, no hay ninguna evidencia científica que lo confirme.

El pan es rico en hidratos de carbono, esenciales para nuestra salud y parte esencial de la dieta mediterránea.

Tampoco lo es la leyenda que indica que la miga del pan engorda mucho. Esto es incorrecto, ya que miga y corteza son el mismo producto: la corteza, por acción del horneado, se deshidrata mientras que la parte interior, la miga, conserva mayor cantidad de agua, de ahí su aspecto esponjoso.

Imagen de pan

Recuerda….

Una buena alimentación debe ser rica, variada y equilibrada. Además, si deseas bajar de peso, acude a un profesional sanitario.  

 

 

2 opiniones en “3 falsos mitos en la alimentación”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *