Cuida tu futuro, preservando las montañas

Publicado el 11 diciembre, 2017 por SIGRE

Con motivo del Día Internacional de las Montañas 2017 (11 de diciembre), Naciones Unidades y la FAO ponen de manifiesto el papel fundamental que desempeñan estos ecosistemas para garantizar el abastecimiento de agua, alimentos y energía limpia a millones de personas en todo el mundo.

Cubren aproximadamente el 22% de la superficie terrestre y de ellas depende directamente el bienestar y sustento de más de 915 millones de personas que habitan en zonas montañosas –el 13% de la población mundial–, aunque se estima que más de la mitad de la humanidad se abastece del agua que proviene directamente de estos ecosistemas.

Este año la efeméride se centra en destacar, bajo el lema “Montañas bajo presión: clima, hambre, migración”, cómo estos tres aspectos pueden afectar y comprometer el futuro de las tierras montañosas, así como en reivindicar la necesidad de que el desarrollo sostenible de las montañas se integre en la Agenda 2030.

Garantizar el cuidado y conservación de las montañas es importante por estas 5 razones principales:

  1. Agua. Las montañas son la principal fuente de agua dulce. Aportan entre el 60 y el 80% del agua dulce en el mundo.
  2. Alimentos. Contribuyen a la seguridad alimentaria y nutrición al proporcionar tierra para los cultivos, pastos para la ganadería, cursos de agua para la pesca y productos forestales no maderables tales como bayas u hongos.
  3. Energía limpia. Desempeñan un papel clave en el suministro de energías limpias y renovables, especialmente a través de la energía hidroeléctrica, eólica y solar.
  4. Cultura y turismo. Las poblaciones que viven en las montañas tienen un conocimiento cultural único y valioso y, además, las montañas son excelentes lugares para disfrutar del senderismo y del turismo sostenible de montaña, sector que representa aproximadamente el 15 del turismo mundial.
  5. Economía ‘verde’. La agricultura de montaña es, desde hace siglos, un modelo de desarrollo sostenible “verde”, gracias a su pequeña escala y su escasa huella de carbono. La vida diaria de millones de familias depende de este modelo.

El cambio climático está derritiendo los glaciares y amenazando las montañas, haciéndolas más vulnerables a los desastres. Para proteger a las montañas y nuestro futuro, reduzcamos nuestra huella de carbono. Recuerda que si reciclas los envases de medicamentos caducados o que ya no necesites en el Punto SIGRE, estarás cuidando también de la salud de la naturaleza.

Fuente: Naciones Unidas y FAO.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *