5 beneficios de las vacunas

Publicado el 15 enero, 2018 por SIGRE

Las vacunas evitan, actualmente, cerca de 3 millones de muertes al año a nivel mundial. Y desde 1990, gracias a ellas, se ha logrado reducir un 52% la mortalidad en menores de 5 años.

Se considera vacuna cualquier preparación destinada a generar inmunidad contra una enfermedad. Refuerzan nuestro sistema inmunitario y son eficaces para prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales.

¿Cómo funcionan? Las vacunas enseñan a nuestro cuerpo a defenderse cuando un microorganismo -virus o bacteria- lo invade.  Para lograrlo, recrean la enfermedad sin llegar a producir la infección y, de este modo, estimulan a nuestro sistema inmunitario para que produzca anticuerpos que nos protejan e inmunicen frente a estas enfermedades.

Estos son sus principales beneficios:

1- Salvan vidas: algunas enfermedades infecciosas pueden tener consecuencias graves e incluso mortales para nuestra salud. Por ello, es importante que niños, adolescentes y mayores cumplan el calendario de vacunación para prevenir estas enfermedades. Las vacunas constituyen una de las medidas de salud pública que más vidas han salvado a lo largo de la historia.

2- Ayudan a controlar, eliminar e incluso erradicar enfermedades: la viruela, por ejemplo, ha sido erradicada gracias a las vacunas. Si disminuye el número de personas vacunadas en la población, enfermedades que ahora no se suelen registrar porque están controladas, podrían reaparecer en forma de brotes o epidemias.

3- No solo te protegen a ti, también protegen a toda tu comunidad: para hacer frente a una enfermedad, es necesario que la población esté vacunada. Así, el microorganismo que la causa circula mucho menos y las personas que no se han vacunado están protegidas también. Esto se conoce como inmunidad comunitaria.

4- Son importantes para determinados grupos de riesgo: vacunarse es determinante para personas que padecen ciertas enfermedades crónicas (diabetes, obesidad, asma, etc.), ya que puede evitar complicaciones de las mismas; para embarazadas; personas que en el desarrollo de su profesión tienen contacto con personas más vulnerables a ciertas enfermedades infecciosas; o para personas que van a viajar a otro país.

5- Tienen beneficios sociales y económicos: las vacunas son un instrumento de equidad ya que disminuyen la desigualdad en la asistencia sanitaria, aportando beneficios también a los más desfavorecidos. Y, además, la vacunación aumenta la esperanza de vida. Por otro lado, las vacunas tienen beneficios económicos ya que su gasto sanitario es inferior si lo comparamos con el coste que supondría el tratamiento de esa enfermedad.

Recuerda: si te han dispensado la vacuna en la farmacia, el envase no se debe tirar a la basura ni por el desagüe. Deposítalo en el Punto SIGRE de la farmacia,  así cuidarás del medio ambiente y de la salud de todos.”

Fuentes: Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Asociación Española de Vacunología y Farmaindustria

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *