Viajar con medicamentos en el avión: ¿Qué puedo llevar?

Publicado el 12 abril, 2019 por SIGRE

Si tienes previsto viajar próximamente en avión para disfrutar de unos días de vacaciones, además de saber qué debe contener tu botiquín de viaje, también debes tener en cuenta otros aspectos sobre cómo transportar los medicamentos.

En este post, te descubrimos las principales claves que debes tener en cuenta para seguir cuidando de tu salud en tu destino vacacional y, al mismo tiempo, evitar cualquier contratiempo antes de emprender o durante el viaje.

La normativa comunitaria permite viajar desde cualquier aeropuerto de la Unión Europea con medicamentos y recomienda transportarlos en el equipaje de mano, acompañados de la receta o informe médico correspondiente, en el caso de los que precisen prescripción para su dispensación ¾con el nombre completo del paciente y la identificación y sello del profesional sanitario que los prescribe¾.

Además de estas consideraciones generales, hay otros 10 aspectos que debes tener en cuenta para evitar cualquier contratiempo:

Embalaje original. Los medicamentos siempre deben transportarse en su caja original y con su prospecto para facilitar su identificación en caso de inspección.

Medicamentos líquidos, geles y aerosoles. No están afectados por las restricciones del transporte de líquidos, debiendo presentarse en el control de seguridad fuera de la bolsa que se requiere para otros líquidos.

Medicamentos que requieran refrigeración. Deben ir en el equipaje de mano, en embalajes isotérmicos para mantener la cadena de frío (entre 2-8°). Un ejemplo de ello son las insulinas.

Durante el vuelo. Si necesitas usar la medicación durante el trayecto (al igual que si debes seguir una dieta médica específica) es posible que el personal del control de seguridad o de la aerolínea pueda pedirte la receta o informe médico que lo acredite.

Documentación médica. En la medida de lo posible, se recomienda que los informes o certificados médicos que pauten la toma de medicación estén en inglés, para facilitar su comprensión en el país de destino si fuese necesario.

Horario. Si tu destino está en un país que se encuentra en una zona horaria diferente, debes tenerlo en cuenta, pues trastocará los horarios de toma de medicamentos.

Restricciones. La normativa de la UE permite transportar medicación para tres meses como máximo por persona. Si viajas fuera de la UE consulta con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación las normas del país de destino.

Aerolíneas. Además de la normativa general de seguridad aérea, las compañías aéreas pueden tener su propia política de equipaje de mano y, por tanto, directrices específicas sobre el transporte de medicamentos. Si tienes dudas, consúltalo con la aerolínea.

Casos especiales. En el caso de jeringuillas, plumas de insulina u otros dispositivos –medidores de glucosa…–, es recomendable que contactes con la aerolínea para informarte del procedimiento a seguir.

Dudas. En caso de duda, tu farmacéutico puede asesorarte sobre cómo llevar o conservar medicamentos, así como sobre marcas o principios activos equivalentes en el país de destino.

Recuerda: En España, SIGRE se encarga de la gestión de los envases vacíos o con restos de medicamentos, caducados o que no necesites, para cuidar de la salud de la naturaleza. Si lo deseas, puedes consultar qué sistemas similares existen en otros países a través de #MedDisposal, iniciativa europea de la que SIGRE forma parte.

Fuentes: AENA, Portalfarma, Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y COF Sevilla.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *